8 maneras de acelerar tu metabolismo sin mucho inconveniente.

  • La primera idea que se le cruza a las personas cuando alguien habla del metabolismo es que se refiere a la “velocidad del organismo para digerir los alimentos”, de una u otra forma no se equivocan, pero quiero esclarecer un poco el tema.

    El metabolismo consiste en un cumulo de reacciones químicas que se llevan a cabo al interior de las células. Lo que hacen esas reacciones es transformar todos los alimentos que se ingieren en el material necesario para que el cuerpo lleve a cabo todas y cada una de las funciones vitales de las que depende para vivir, “desde respirar hasta moverse”, además hace posible que las células estén sanas y funcionen de la manera adecuada.

    Lo que muchos no saben es que cuando este proceso falla, surgen enfermedades metabólicas que deben ser tratadas y -en algunos casos- controladas. Algunas de esas enfermedades son:

  • Galactosemia

    trastorno hereditario en el que el cuerpo no puede “descomponer la galactosa”. La galactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la lactosa de los productos lácteos.

  • Fenilcetonuria

    trastorno hereditario que se caracteriza “por un defecto en la enzima que descompone la fenilalanina, un aminoácido que forma parte de las proteínas de los alimentos” .

  • Hipertiroidismo

    es un padecimiento que surge de una segregación excesiva de tiroxina por parte de la glándula tiroides. Lo que ocurre es que la tiroxina acelera el metabolismo basal, lo que hace que se adelgace de manera estrepitosa, el ritmo cardiaco aumenta, hay hipertensión, ojos saltones e inflamación de la glándula tiroides.

  • Hipotiroidismo

    es lo opuesto al hipertiroidismo. En este caso la tiroxina escasea porque no hay producción suficiente de esta hormona en la glándula tiroides. A consecuencia de esto el metabolismo basal se reduce causando debilidad, disminución del ritmo cardíaco, el peso aumenta y hay estreñimiento.

  • Diabetes

    hay varios tipos: la del tipo 1 que es cuando “el páncreas no produce o produce muy poca insulina”; y la del tipo 2 que es cuando el cuerpo no responde como debería a la insulina.

  • Bien, ya sabes lo que es el metabolismo y las enfermedades que se generan cuando este falla. Pese a todo lo antes señalado, existen maneras de ayudar al cuerpo a mejorar su proceso metabólico.
  • 1. Tu desayuno debe ser nutritivo y en lo posible rico en proteínas

    Lo favorable de los desayunos ricos en proteínas es que te dejan satisfecho y comes nutritivo, pero por si fuera poco te ayudan bajar de peso pues ayudan a acelerar el metabolismo de tu cuerpo.

    Prueba con desayunar huevos, queso fresco, yogurt, almendras, avena o si tienes batidos proteicos pues un vaso no te vendría nada mal.

    2. Desayuna SIEMPRE

    Si te saltas el desayuno por las razones que sea, lo que vas a provocar es que terminaras desacelerando el metabolismo de tu cuerpo; por eso siempre tienes que desayunar para estar activo por dentro a lo largo del día.

    3. Té verde en tu dieta diaria

    Este té es rico en antioxidantes y además te ayuda a bajar de peso porque acelera el metabolismo pues hace que la grasa corporal la oxidación de la grasa.

    Debo reconocer que su sabor no es agradable pero vale la pena el sacrificio. Bebe 5 tasas al día y estarás en forma y saludable.

    4. cuida que tú dieta sea rica en omega 3

    El atún, salmón entre otros son pescados ricos en omega 3 y este acelera el metabolismo, regula los niveles de azúcar en sangre y reduce problemas de inflamación.

    Sin embargo, puedes comer complementos ricos en omega 3 e incluso añadir a tu dieta frutos secos y así obtendrás resultados similares.

    5. Toma mucha agua

    Es recomendable beber alrededor de 2 litros de agua a diario, pero esto es relativo según la edad y la cantidad de actividad que la persona hace. Tomar mucha agua ayuda a adelgazar ya que para procesar el agua se requieren muchas para digerir esa cantidad de agua; así quemas calorías y mejora tu metabolismo.

    6. No elimines las calorías de tu dieta

    Es un grave error ya que cuando el cuerpo detecta que estás consumiendo pocas calorías, lo que hace es acumular grasa para tener reservas de energía.

    El remedio no es sacarlas de tu dieta, es comer alimentos sanos que tengan calorías pero que además aporten muchos más nutrientes.

    Lo recomendado es que al día comas 6 veces y todas esas veces tus alimentos tengan una carga calórica de 300 calorías.

    7. Has ejercicios que te ayuden a desarrollar masa muscular y a mantenerte activo

    La idea es que hagas varios tipos de ejercicio a la semana. 3 veces a la semana puedes hacer ejercicios donde puedas desarrollar masa muscular y el resto de los días puedes hacer entrenamiento físico más leve como caminar, montar bicicleta, nadar o correr, esto para que tu cuerpo queme calorías y la grasa se convierta en masa muscular magra

    Ambos tiempos de actividad hacen que se queme más calorías, las células se regeneran más rápido y tienen una mejor oxigenación.

    8. Adios a las grasas trans

    Son malas, todos lo sabemos pues lo que hacen es reducir la capacidad del cuerpo para quemar grasa. Cuando esto pasa, las células se alteran y el proceso metabólico se hace lento.

    Ahora que sabes la manera de ayudar a tu cuerpo a tener un funcionamiento celular apropiado para mejorar tu metabolismo, comienza a cuidarte y así estarás sano y con el peso adecuado a tu talla.

Leave a Reply

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>